• 387

Uno de los efectos no deseados más comunes tras una cirugía plástica es la fibrosis, esta se empieza a notar desde el postoperatorio, cuando aparecen unos pequeños bultos en la cicatriz que se empiezan a endurecer y también a doler. 

La fibrosis es un desarrollo patológico de un tejido fibroso, se genera a partir de una inflamación crónica o de un problema circulatorio que provoca un incremento de la producción de colágeno.

Según el portal Diana Cepeda Esthetic cuando aparece como consecuencia de un procedimiento estético se denomina fibrosis post quirúrgica que se concentra en el área de la cicatrización donde se forma más tejido fibroso del requerido, también se presentan hematomas y edemas en el interior del cuerpo que al cicatrizarse se manifiestan en el exterior como protuberancias endurecidas que deforman el resultado final del procedimiento y en muchas ocasiones puede puede causar dolor intenso.

Cualquier persona que se someta a una cirugía plástica tiende a desarrollar fibrosis, y esto ocurre cuando las cánulas extraen la grasa y suelen crear heridas internas cuyos tejidos deben regenerarse. El riesgo de fibrosis es proporcional al tamaño del corte y la cantidad de sangrado durante el procedimiento.

Algunos especialistas en cirugía plástica y estética de la Clínica Láser nos dicen cuales tratamientos son los mejore para eliminar la fibrosis posquirúrgica:

  1. Masajes posquirúrgicos: Son indicados para mejorar los resultados de la cirugía y también para acelerar la recuperación del paciente, se recomiendan sobre todo en operaciones de gran complejidad como la Liposucción y Abdominoplastia. La persona que realiza los masajes debe ser especializada en este campo, porque de otra forma, podría causar daños graves en el organismo del paciente; por esta razón, los masajes deben ser confiados en las manos de expertos.
  2. Lipoláser: Con este procedimiento se realiza una liposucción con láser que logra eliminar el exceso de grasa y también reducir la fibrosis y otras irregularidades que pueden aparecer con ocasión de una cirugía plástica; ya que esta tensa y tonifica los tejidos a la vez que alisa y da firmeza a la piel.
  3. Carboxiterapia: En este tratamiento se aplica dióxido de carbono para destruir la grasa en una zona determinada, también mejora la circulación, da tonicidad y elasticidad a la piel y reduce visiblemente la celulitis. Uno de sus efectos es la tensión de los tejidos y por esta razón, los especialistas la recomiendan como opción para tratar la fibrosis postquirúrgica.