• 261

El aumento de mamas es una de las cirugías más practicadas no solo en nuestro país, sino en todo el mundo. Lograr u pecho bonito es el sueño de muchas mujeres.
Mamas Tuberosas, qué son y cómo corregirlas (Foto. Freepik)
Mamas Tuberosas, qué son y cómo corregirlas (Foto. Freepik)

Las Mamas Tuberosas Mamas Tubulares se trata de una malformación que se manifiesta como una anomalía del desarrollo de la mama, especialmente en el polo inferior y también en los polos laterales, y puede afectar a uno o ambos pechos en una misma paciente.

Durante el crecimiento, puede ocurrir que el tejido que cubre la glándula mamaria presente una alteración en forma de rigidez excesiva y no se expanda adecuadamente con el crecimiento progresivo de la glándula mamaria. De esta manera, la glándula que va creciendo se siente presa en la piel que no se expande y tiene la tendencia a herniarse y salir por el lugar de menor resistencia, que es la fina piel de la areola.

Las características principales para detectar las Mamas Tuberosas son:

  • Falta de crecimiento o desarrollo de la parte inferior e interior de la mama
  • Demasiada separación entre ambas mamas
  • Forma cónica en lugar de redondeada
  • Areolas grandes y dilatadas
  • Asimetría entre ambas mamas

¿CÓMO SE PUEDEN TRATAR?

Actualmente, el único tratamiento que existe es el quirúrgico. Si se trata de una anomalía muy leve puede subsanarse con un implante, pero en casos más graves se procede a una remodelación glandular completa.

En la mayoría de los casos, el procedimiento finaliza con la implantación de una prótesis. La Cirugía de Mamas Tuberosas se realiza para corregir una malformación en los pechos que provoca que tengan una forma similar a un tubo en lugar de adoptar una forma redondeada.

La técnica quirúrgica empleada varía según el caso para dar al busto un volumen y forma redondeada, colocando la areola y el pezón en la posición adecuada. Generalmente, si se trata de una anomalía leve, puede subsanarse con la implantación de una prótesis, sin necesidad de proceder a ninguna remodelación glandular completa, como en el caso de malformaciones graves.

En estos casos, se reduciría el diámetro de la areola y se requerirían incisiones alrededor de la misma y/o de la base de la mama para lograr la distensión de la zona rígida del pecho y la redistribución de la glándula.


Tomado de: www.lavozdelaopinion.com