¿Qué es la Labioplastia?

La labioplastia es un procedimiento quirúrgico rápido, sencillo y ambulatorio que ayuda a reducir el tamaño de los labios menores de la parte íntima de la mujer, estos pueden haber aumentado de volumen y sobresalen de los labios mayores. Dicho procedimiento, también es conocido como ninfoplastia y no solo se realiza por cuestiones estéticas, sino también por razones funcionales.

Es una intervención que se puede realizar bajo anestesia local con sedación y sin necesidad de permanecer hospitalizada en una clínica.  

La labioplastia ayuda en la remodelación de estructuras adyacentes, como puede ser el exceso de piel en el capuchón del clítoris o también se pueden agregar otro tipo de tratamientos como son la reducción o engrosamiento de labios mayores, que se puede hacer con grasa del mismo paciente o con ácido hialurónico, liposucción de la zona púbica y estrechamiento vaginal.

Tras una valoración del estado de la paciente y analíticas previas por el especialista, se pueden prevenir posibles infecciones o alergias, se aplica anestesia local en la zona perineal y se procede a marcar la zona que se va a retirar. Posteriormente, se retira el sobrante de los labios menores y se dan puntos de sutura tanto externos como internos con un material biorreabsorbible.

La operación se realiza en mujeres de distintas edades, y no solo por problemas como lesiones, sino por belleza e incomodidad, y poder así, mostrar unos genitales siempre más finos y elegantes.

Beneficios

Los objetivos del procedimiento son: disminuir el tamaño de los labios menores, que tengan un tamaño adecuado, darle una apariencia más natural, agradable y juvenil a las estructuras vaginales externas.

Un médico profesional, especialista en el área genital de la mujer

Es un procedimiento que se hace desde hace mucho tiempo con diferentes técnicas, sean ellas con bisturí o con láser.  Con láser, se viene haciendo desde hace cerca de 20 años en todo el mundo, nosotros la realizamos con especialistas en el tema, cumpliendo con todos los requisitos exigidos por la Ley y la Dirección Seccional de Salud.

Pocos procedimientos en cirugía estética tienen porcentajes de éxito tan altos como la labioplastia de reducción con láser.  La satisfacción con el resultado estético, la comodidad lograda con la ropa interior y el disfrute de las relaciones sexuales tienen porcentajes de éxito superiores al 98%.

No, solo se necesita una sesión para obtener excelentes resultados y duraderos.

En términos generales, el procedimiento genera una molestia mínima.  Sin embargo, como con cualquier procedimiento quirúrgico, siempre se ordenan analgésicos y antiinflamatorios para evitar que haya una molestia mayor.

Se debe evitar hacer ejercicio, sobre todo aquel que implique roce en la zona de los genitales (spinning, montar en bicicleta, montar a caballo, etc.) hasta 1 mes después de la cirugía.

Con el fin de no dañar los resultados obtenidos con la cirugía, se debe evitar tener relaciones sexuales hasta 6 semanas después de la cirugía.