La glúteoplastia mejora el tamaño y la apariencia de la zona glútea, colocando implantes de silicona debajo, en medio o encima del músculo glúteo, generando así una mejora estética inmediata.

La intervención dura aproximadamente dos horas, bajo el efecto de anestesia general.

Posibles efectos secundarios
  • Incomodidad temporal
  • Hinchazón
  • Hematomas leves
Riesgos
  • Rotura de implante
  • Hemorragia
  • Endurecimiento o rigidez del glúteo
  • Infección
  • Desplazamiento del implante